NOS ENCONTRAMOS EN...
Una época tranquila, luego de que los universos 6 y 7 tuvieron un conflicto bélico, el héroe Trunks ha vuelto al presente para comunicar una desgracia... algo terrible está pasando en el futuro, los guerreros Z están en planes de viajar al mismo para resolver los asuntos. Mientras tanto, las acciones de Zamasu y Black están creando repercusiones en nuestro presente, alterando tanto el pasado como el presente, modificando la línea temporal a partir del momento en el cual Trunks llega...
Últimos temas
» Guía - Expedientes de Personaje
Mar Mayo 30, 2017 7:07 pm por Tyra DeFloe

» Reglamento General - Firmar
Mar Mayo 30, 2017 6:32 pm por Tyra DeFloe

» Guía - Razas
Lun Mayo 29, 2017 8:59 pm por Tyra DeFloe

» Preguntas Frecuentes
Miér Sep 17, 2014 2:10 pm por Tyra DeFloe

» Guía - Kairoseki
Miér Sep 17, 2014 2:01 pm por Tyra DeFloe

» Guía - Rokushiki
Miér Sep 17, 2014 1:23 pm por Tyra DeFloe

» Guía - Reglas de Combate
Miér Sep 17, 2014 1:05 pm por Tyra DeFloe

» Guía - Jerarquías
Miér Sep 17, 2014 12:57 pm por Tyra DeFloe

» Guía - Haki
Dom Sep 14, 2014 3:10 pm por Tyra DeFloe


Lion D. Émile, el hijo de la Quimera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Oct 25, 2013 2:48 pm
Lion D. Émile

Nivel: 61
Nombres y Apodos: Lion D. Émile, Hijo de la Quimera.
Edad – Sexo: 16, Masculino
Lugar de Origen - Rango social: East Blue (Isla del Sokudan), bajo
Profesiones: Luchador - Médico
Raza: Humano
Facción: Cazador aprendiz - Desconocido

Descripción psicológica: Es el vivo retrato de su padre Karl en su juventud. Es un chico alegre, simpático y tranquilo. Suele ser bastante agradable, fácil de trato y muy competitivo. A veces es demasiado impulsivo, y le gusta bastante combatir y medir sus fuerzas con los demás, aunque habitualmente de manera amistosa. Como adolescente que es tiene sus hormonas alteradas y suele andar detrás de todas las chicas que ve. En presencia de estas se vuelve muy presumido y se hace el fuerte. Por su educación y haberse criado entre los monjes del Sokudan (Orden monástica exclusivamente masculina) es bastante machista. Suele actuar de manera protectora y condescendiente ante las mujeres considerándolas “físicamente más débiles”. Es a menudo un tanto orgulloso, atolondrado e irreflexivo, sin embargo esto suele ser motivado por su juventud e inmadurez. En él ya se comienza a apreciar los primeros brotes de la astucia heredada de su padre, y de vez en cuando actúa de manera más seria, madura y racional de lo que es habitual en él. Principalmente cuando combate en serio o se da cuenta de que su vida corre peligro. Sin embargo, no todo es herencia de su padre. Al igual que su madre es una persona muy bondadosa y altamente sociable, además de desinteresada (Rasgos diametralmente opuestos a su egoísta y desconfiado progenitor).

Descripción física: Es un chico alto y fuerte de cuerpo, como su padre. Es, de hecho, bastante más alto que su padre a su edad. Mide 1,93 m. y todo indica que seguirá creciendo más en los próximos años. Es fuerte como un toro, ancho de hombros y de poderosa musculatura. Su cuerpo parece más propio de un luchador adulto que de un adolescente, sin embargo su rostro de rasgos suaves es lo que impide que paresca realmente un adulto, y hace contraste con este. Su pelo es como el de su madre Emily, castaño claro, y le crece desordenado y formando remolinos y medio en punta, como el de su padre. A diferencia de las angulosas facciones de su padre, los rasgos de su cara son más redondeados y suaves, en parte por su juventud y en parte por su madre. Le crecen ya espesas patillas y perilla, pero se las afeita para diferenciarse de su padre. Ha visto fotos de este a su edad y desea diferenciarse de él. Su piel es pálida como la de su madre. Su duro entrenamiento al sol de la Isla del Sokudan impide que sea pálido del todo, pero en todo caso carece del tono de piel bronceado de su padre. Sus ojos son color caoba, a medio camino entre los ojos marrones oscuro de Karl y los ojos color castaño claro de Emily. Es de destacar su voz, grave y fuerte, pero a la vez armoniosa en cierto modo. Va vestido habitualmente con una prenda blanca de artista marcial sin mangas, descalzo y con una tira blanca en la frente.

Gustos: - Las buenas compañías.
- Coquetear con mujeres.
- Los alcoholes suaves, sobre todo bebiendo con compañeros o amigos.
- Bromear.
- Las artes marciales en general.
- Ayudar a los más necesitados.
- Hacerse el “macho”.
- Causar impresión o respeto en la gente.

Disgustos: - La gente egoísta.
- Los padres que abandonan a sus hijos (Puesto que él mismo lo vivió)
- Que le reconozcan como el “hijo de Quimera Karl” en lugar de reconocerle por sus propios méritos.
- Que le llamen “Hijo de la Quimera”.
- Su padre.
- Que le salgan mal sus ligues.
- Los hombres que se aprovechan de las mujeres.
- Que le den órdenes.
- La crueldad.

Torpezas: - Su juventud es algo notorio, y suele ser poco precavido y imprudente.
- Tiene mal olfato. Si no son olores muy fuertes, no los nota.
- Es muy derrochador.
- A menudo es demasiado confiado. Esto le lleva a caer fácilmente en trampas y engaños.

Historia: El conocido marine y futuro Almirante Lion D. Karl comenzó su meteórica carrera en Orange Town. Tras llevar tan sólo dos meses alistado causó una enorme conmoción en East Blue tras enfrentarse en dicha ciudad al sub-capitán de la banda pirata Sons of Anarchy, Allen D. Walker.
Lo que los periódicos no contaron fue que en esa ocasión Karl conoció a una joven tabernera llamada Emily. El galante marine la sorprendió con sus exquisitos modales, y tras las heridas casi mortales que recibió en su combate contra Allen, pasó varias semanas en la ciudad recuperándose. En ese tiempo trabó una gran amistad con Emily, sin embargo el destino los separaría durante dos años.

En ese período de tiempo, Karl se convirtió en un oficial temido y de gran poder. Llegó a medirse con algunos de los grandes de su tiempo, como Red Stinger (El capitán de Sons of Anarchy) o el revolucionario Azumi Kento, al que no logró superar pero logró presentarle batalla con ferocidad. Navegando al mando de su poderosa flota, la Brigada Disciplinaria, alcanzó una gran fama y comenzó su leyenda negra. A causa de las atrocidades que sus hombres cometían y que él permitía se le llegó a considerar un justiciero radical, e incluso un monstruo. Sin embargo Karl estaba lejos de ser cualquiera de esas cosas.Era una fachada que pretendía mantener para ocultar sus verdaderos planes para controlar la Marina desde dentro y posteriormente el Gobierno Mundial.

Tras dos años, Karl se reencontró con Emily. Esta se hallaba en una complicada situación, pues una pirata intentó secuestrarla. Tras derrotar a su banda, logró rescatarla ilesa y comenzaron una breve y apasionada relación. La dejó embarazada, pero el deber le reclamó y se vio obligado a dejarla temporalmente para irse a combatir a la inmensa flota del pirata bárbaro Conan, que había tomado diferentes islas del East Blue. Tras una intensa campaña para reconquistar el territorio, Karl volvió junto con su amada, pero sus tareas como oficial le impidieron verla a menudo. De manera trágica y desgraciada, Emily murió en el parto dejando a su compañero sentimental un único hijo varón al que este llamó Émile en honor a su madre. El pobre hombre no volvió a ser el mismo de siempre. Se convirtió en una persona más callada, fría, violenta y cruel, y quedó traumatizado por la pérdida. Cogió a su hijo y lo llevó a la Isla del Sokudan, una isla poblada por una orden de monjes guerreros que practicaban el arte marcial del Sokudan. En su interior Karl culpaba a Émile de la muerte de su amada, y lo abandonó con los monjes para no tener que saber de él.

El joven Émile creció entre los monjes, siendo entrenado desde muy niño en los rudimentos del Sokudan. Sus propios profesores no fueron otros que Lao Xuan, el maestro de su padre, y Yuan Lee, amigo de este durante años. Llegó a querer a estos como si fueses sus verdaderos padres, y a pesar de los relatos que le hicieron sus maestros sobre este (El cual gozaba de una muy alta estima entre los miembros de la Orden) despreció a su padre por haberle abandonado. Siempre vivió a la sombra de este, pues todos solían compararle con su padre. Karl había dejado el listón muy alto, y a Émile le costaba destacar siendo hijo de una leyenda viviente del Sokudan.

A medida que crecía llegaban noticias del exterior. Noticias de desolación y guerra. Cientos de leyendas y grandes guerreros de todas las facciones murieron y fueron olvidados. En medio de aquel caos un nombre se hacía cada vez más audible: el de Lion D. Karl, Quimera Karl, el llamado “Mejor Luchador de los Siete Mares”. Su muy odiado padre, el cual llegó a Almirante de la Marina. Sin embargo, todas aquellas noticias de miseria, destrucción y muerte resultaban abstractas a Émile. Este, dejando a parte contadas ocasiones, sólo había salido de la isla para entrenarse con sus maestros en islas deshabitadas en ejercicios de supervivencia (Como era costumbre entre los monjes del Sokudan). Sin embargo, su maestro Lao Xuan decidió que debía hacerle conocer también a qué se enfrentaría uan vez saliese al mundo exterior y una vez cumplió este trece años comenzó a llevarle bastante a menudo a la civilización para enseñarle a moverse por aquel nuevo mundo que le tocaría transitar en un futuro. En una de estas le llevó a Green Plain, la isla natal de su padre. Una población pobre que la guerra había terminado de destrozar. Aquella visita le marcó enormemente, y le hizo ser una persona consciente de la desigualdad entre los habitantes del mundo. Se marcó como objetivo ayudar a aquellas gentes en un futuro.

Cumplidos ya los dieciséis años, Émile completó las pruebas que lo acreditaban como un luchador del Sokudan. Con esto, su entrenamiento inicial quedaba completo. A pesar de la insistencia de sus maestros de que completase su adiestramiento, este insistió en abandonar la isla e irse a vivir aventuras, pues había oído que su padre había dejado el puesto de Almirante y ahora estaba retirado. Deseaba comenzar a adquirir experiencia en batallas reales para poder enfrentarse a su padre antes de que este estuviese demasiado viejo. Además quería ver el mundo con su propios ojos, conocer a chicas hermosas y enfrentarse a rivales con lo que probar su fuerza. Se juró a sí mismo librarse del peso de vivir a la sombra de los logros de su progenitor. Y duramente trabajó desde entonces para ello.

Sueños: Superar a su padre y hacerle pagar por abandonarle de niño. Llegar a ser una auténtica leyenda de las artes marciales y labrarse una fortuna con la que instalar un negocio en la isla natal de su padre, para llevar más riqueza a la zona.

Referido por: Megan McDowell

Link a Registro bélico:

Recompensa:


Última edición por Lion D. Émile el Vie Nov 15, 2013 6:15 am, editado 2 veces
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Oct 25, 2013 3:08 pm

Disfruta del rol y que sepas que estoy encantada de tenerte aquí ^.^
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 26, 2013 11:57 am
Edito con nivel del bono.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Nov 15, 2013 6:15 am
Edito con nivel de roleos.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.